En ciertas ciudades de Brasil tomar el autobús puede ser un verdadero caos, porque además de tener precios altos en algunos casos, tomar un autobús supone aventurarse a que no te lleve al lugar que deseas, no pare donde quieres, entre otras cosas. Es siempre importante no tomar el autobús con el tiempo justo, porque puedes llegar tarde al lugar donde quieres llegar a una hora concreta y eso es algo que no muchos turistas saben y se confían en llegar a una hora gracias al autobús, algo que no suele suceder muy frecuentemente.

autobusjpg.JPG

Tanto los planos como indicaciones respecto a los autobuses en Brasil no siempre nos dicen lo correcto, porque luego son los propios autobuses los que toman rutas extrañas o no paran donde tienen que parar. Un buen consejo para llegar donde quieres llegar es preguntar a una persona local, que puede entenderte en inglés o en algunos caso español, pero que siempre te dará una información veraz, que proviene de la experiencia de tomar los autobuses y saber las rutas reales que toman.

Todas las indicaciones no están erróneas pero una solución es preguntar a una persona local para poder así no equivocarnos y llegar a nuestro destino cuando deseamos y de lo contrario, es mejor tener paciencia con los autobuses de Brasil, porque de lo contrario el viaje por cualquier ciudad brasileña ser hará muy largo. Siempre con paciencia y mucha precaución a la hora de tomar un autobús en cualquier ciudad de Brasil.

Vía|Gotsaga