Brasil es un país más o menos seguro, pero hay que evitar exponerse demasiado a ciertos peligros, sobre todo a andar por la noche en la calle y estar quieto en una zona. Una situación de riesgo se da cuando tomamos un taxi y llegamos a nuestro destino. Es normal que cuando nos bajemos del taxi paguemos al taxista, pero en este momento no es recomendable darle una cantidad muy alta para que nos de el cambio, no por el taxista, sino porque si es de noche, quedarte esperando el cambio puede resultar un tanto peligroso.

brasil-noche.jpg

Siempre es importante tener preparado el dinero cuando nos indique el taxista y darle el dinero justo, para que así no tengamos que esperar en una zona oscura y de noche, que es uno de los grandes peligros de andar por Brasil, sobre todo si estás sin ninguna compañía, porque supone ser un problema aún mayor y un riesgo muy importante que debes evitar. De este modo podrás disfrutar de tu viaje con mayor tranquilidad y bajando el riesgo al máximo, que es lo mejor que podemos hacer.

Todos sabemos que por la noche el peligro es mayor y mucho más cuando estamos parados en un lugar medio solitario, porque es el momento que aprovechan los ladrones para robarte. En los mejores casos te robarán el dinero o lo que puedan y en otros casos incluso pueden secuestrarte o hacerte un mayor daño. Si estamos acompañados y evitamos zonas con poca gente por la noche, entonces evitaremos estas zonas de peligro y situaciones de riesgo como la del taxi, a la hora de pagar.