El brasileño Felipe Massa tuvo un gran accidente ayer en Hungría, disputando la clasificación del Gran Premio de este país, en el que se encontró en su camino con un muelle, que le golpeó el casco y el ojo, dejándolo inconsciente y se estrelló contra las barreras de seguridad. Fueron minutos angustiosos para todos, porque no se sabía del estado de Massa y hasta un buen rato después no nos pudimos enterar de lo que realmente había sucedido, porque fue un golpe muy fuerte.

massa.jpg

Después de un rato nos enteramos que nuevamente estaba consciente y al menos no habría sufrido grandes lesiones, solamente la del ojo, con diversas fracturas. Después de operarle, se encuentra en coma inducido, con un estado grave pero estable, por lo que habrá que esperar para saber algo más acerca de su estado. El accidente fue muy fortuito y todo lo que podía pasar mal, sucedió de la peor manera, ya que se produjeron casualidades bastante grandes sin duda.

En este vídeo vemos que el muelle impacta en la visera de Massa, que queda en un estado lamentable, ya que la fuerza fue muy grande. Este tipo de circunstancias son muy extrañas, pero se pueden dar y cuando lo hacen, la vida del piloto puede estar seriamente en riesgo, porque si en vez de contra las defensas se hubiera estrellado en otra parte de la pista, podría haber habido un golpe aún mayor. Esperemos que se recupere cuanto antes, que es lo importante en estos momentos.